INMINENTE ADIÓS DE UNA PLANTA CENTENARIA EN EL BESÒS

LA CENTRAL DE LAS 3 CHIMENEAS CERRARÁ PARA SIEMPRE EN UN MES

Los 72 trabajadores de la planta celebrarán un acto de clausura el próximo 24 de marzo
Endesa pagará seguridad privada para evitar intrusos en las instalaciones

SANT ADRIÀ DE BESÒS

Ala espera de la orden ministerial que decrete oficialmente su cierre, la planta térmica de las tres chimeneas, en Sant Adrià de Besòs, albergará el próximo 24 de marzo el acto de su clausura definitiva. Los 72 trabajadores de la fábrica de energía, la mayoría de los cuales también se jubilan, organizarán una celebración con otros extrabajadores para conmemorar la historia de la instalación, que cumple 99 años.

La vieja central térmica.
El fin de la central ya estaba previsto para finales del año pasado cuando comenzó a operar su sustituta, la planta Besòs 5 con un sistema de producción más moderno y eficiente. Pero la falta de la orden del Ministerio de Industria, un trámite que se espera en breve y que autoriza la clausura de la planta, obliga a Endesa a mantener operativa toda la instalación por si ocurriera alguna emergencia energética.

A pesar de ello, la compañía ya ha desmantelado algunas de las instalaciones, ha vaciado los depósitos de combustible y tan solo mantiene operativos los de gas. Algunas maquinarias inservibles han sido trasladadas a un almacén en la Zona Franca por si en un futuro se puede fundar un museo de la electricidad en Catalunya.

Y aunque el futuro de la instalación todavía es incierto, Endesa se compromete a pagar seguridad privada para evitar la posible entrada de intrusos en unos terrenos de más de 60.000 metros cuadrados. La compañía asegura, además, que mantendrá la instalación para que puedan seguir funcionando las antenas de telefonía móvil y las luces rojas que sirven de guía a las aeronaves en vuelo bajo.

FALTA DE RECURSOS / El Ayuntamiento de Sant Adrià se reunió la semana pasada con representantes del de Barcelona para buscar financiación a un posible equipamiento cultural de ámbito metropolitano. El alcalde de Sant Adrià, Jesús María Canga (PSC) dijo que seguirá buscando un uso a la instalación cuyo mantenimiento no podría asumir el gobierno local. La crisis ha frenado un ambicioso plan de construcción de pisos en la zona y la transformación urbanística del litoral ha quedado en el aire. Los ciudadanos de Sant Adrià votaron en referendo mantener las tres chimeneas, aunque Endesa recuerda que la instalación sigue siendo de propiedad privada.

Esta entrada fue publicada en 4 Instàncies i Peticions, 7 Sant Adrià - Procés Participatiu y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7pEE

Por favor, escriba el texto anterior: