Problemes per la construcció de pisos al canal

Naufraga la construcción del primer edificio de viviendas del canal de Badalona

Un desacuerdo comercial entre el propietario del solar y la promotora deja ‘colgadas’ a 67 familias que esperaban las llaves de los pisos para finales de año

Badalona – Barcelonès N. | 09/03/2015 – 00:00h | Última actualización: 09/03/2015 – 13:56h

Corp Bdn

Imagen de la segunda promoción de Corp en el puerto de Badalona Corp

Después de que el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, haya puesto recientemente la primera piedra del que será el futuro canal del Puerto de Badalona, el proyecto para construir el primer edificio de viviendas con vistas al brazo artificial de mar ha naufragado. El bloque debía empezar a levantarse de manera inminente entre la calle Eduard Maristany y la calle Ponent, y 67 compradores ya habían pagado la reserva para adquirir su inmueble. El proyecto no ha llegado a buen puerto a causa de un desacuerdo comercial entre el propietario del terreno, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), y Corp, promotora que ganó popularidad en plena crisis al comercializar en tiempo récord otro edificio en esta zona de la costa barcelonesa, cuyo terreno también le había vendido FCC.

Las llaves de la primera fase de viviendas de Corp Badalona Port se entregaron en abril del año pasado, mientras que la segunda promoción, situada a orillas del canal, se empezó a comercializar el verano de 2014. Todo iba viento en popa ya que en otoño la mitad de las 102 viviendas proyectadas tenía comprador. Las obras debían iniciarse de manera inminente a principios de este año, y así fue: las máquinas se instalaron sobre el terreno y empezaron los movimientos de tierra previos a la cimentación del futuro edificio. Nada hacía presagiar que la construcción se pararía indefinidamente.

FCC y Corp habrían firmado en febrero de 2014 un contrato de opción a compra del solar, que vencía en julio del año pasado. Pero, como transcurrido este período la transacción no se había efectuado, la adquisición se habría pospuesto hasta finales del mes de octubre, fecha en la cual tampoco tuvo lugar la compraventa porque ambas partes no se pusieron de acuerdo en las condiciones en que esta tenía que llevarse a cabo. Según la versión de Corp, el propietario del terreno tenía 30 días para denunciar que se estaba incumpliendo el contrato de opción a compra, pero no lo hizo, por lo cual la promotora entendió que quedaba de nuevo renovado. Mientras FCC asegura que dio el contrato por nulo. La promotora ha decidido llevar el caso ante los tribunales.

A pesar de todo, en diciembre el Ayuntamiento de Badalona otorgó la licencia de obras a Corp. Uno de los compradores que había efectuado una reserva, que prefiere preservar su anonimato, relata que fue entonces cuando “la promotora informó a sus clientes de que a partir de mediados de enero se formalizaría el contrato de compraventa de los pisos”, para el cual tenían que preparar documentación, así como el 10% del importe del total del inmueble. El segundo pago se tenía que efectuar una vez la estructura del edificio estuviera terminada y el tercero, a la entrega de llaves prevista para finales de año.

Hace una semana la promotora empezó a llamar uno por uno a sus clientes para comunicarles la noticia: la construcción del edificio quedaba anulada, por lo que se les devolvía el importe de la reserva –de 9.000 euros -. Una parte de los compradores habría aceptado esta oferta, pero otros reclaman que se les devuelva el doble de lo que depositaron acogiéndose a alguna de las cláusulas del documento que firmaron. Pero la promotora de momento se niega alegando que no tiene responsabilidad en lo ocurrido.

Las consecuencias para los compradores
“Hay gente que ya ha vendido su piso y está viviendo de alquiler esperando a que le entreguen las llaves del piso nuevo”, comenta uno de los afectados. Otros han pedido créditos personales para hacer frente al primer pago para adquirir el inmueble o han sacado el dinero que tenían en un fondo de inversión o una cuenta a plazo fijo con la correspondiente penalización fiscal y bancaria que eso comporta.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, el popular Xavier García Albiol, ha defendido que la licencia de obras cumplía con todos los requisitos del nuevo reglamento sobre protección de la legalidad urbanística, aprobado por el Decreto 64/2014, de 13 de mayo, donde se estipula que “las licencias urbanísticas no alteran situaciones jurídicas privadas entre particulares y se entienden otorgadas salvando el derecho de propiedad y sin perjuicios a terceros”.

Albiol también ha explicado que se ha reunido con la constructora y con la promotora para “intentar mediar entre las dos empresas” y que los vecinos que reservaron los 67 pisos del edificio no salgan “perjudicados”. La respuesta de FCC, que cuenta como principal accionista al magnate Carlos Slim, es que el terreno no se vende, aunque está entre sus prioridades “desarrollarlo” en un futuro.

Algunos de los compradores afectados reclaman tener prioridad a la hora de adquirir un piso en el solar en cuestión si en un futuro se acaba construyendo un nuevo edificio. «No puedo forzar a un particular a eso», señala Albiol refiriéndose al propietario del terreno. No obstante, si las previsiones del alcalde de la ciudad se acaban cumpliendo y la zona se revaloriza un 20% con la construcción del canal del puerto, es muy probable que tengan que pagar un precio más alto para adquirir un inmueble tan cotizado.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/local/barcelones-nord/20150309/54428801148/construccion-edificio-corp-puerto-badalona-canal.html#ixzz3TumjInLw

Esta entrada fue publicada en 5 Canal del Port y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nEnBcv

Por favor, escriba el texto anterior: